Expresidente Lula ya está libre

    263

    «No pensé que el día de hoy podría estar aquí con ustedes», dijo esta tarde el expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, tras salir de prisión luego de que un juez ordenara su liberación y la policía federal cumpliera la orden «con urgencia», según había pedido el fallo.

    Ante una multitud, el expresidente agradeció a los militantes que realizaron una vigilia permanente. «Hola, hace mucho tiempo que no tengo un micrófono en la vía pública. Queridos compañeros, no tienen dimensión de lo que significa estar aquí con ustedes. Yo la vida entera estuve conversando con el pueblo brasileño», dijo Lula.

    «Durante 590 días gritaron aquí: ‘¡Buen día, Lula! ¡Buenas tardes, Lula! ¡Buenas noches, Lula!’ y no importaba que lloviera, no importaba que hicieran 40 grados. No importaba que hicieran cero grados. Ustedes eran el alimento de la democracia que yo cultivaba para existir», recordó el expresidente.

    Además, Lula denunció que «sectores podridos» del Estado, la Fiscalía, la policía y el Poder Judicial actuaron para «criminalizar» a la izquierda, al Partido de los Trabajadores y a su persona.

    El exmandatario adelantó que mañana visitará la sede del sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, donde despuntó como líder sindical en la década de los 70 y comenzó a tejer el Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó Brasil durante 16 años (2003-2016).

    La liberación

    El equipo de defensa de Lula había presentado la solicitud para su liberación horas antes en una corte en Curitiba, donde el exmandatario se hallaba encarcelado desde abril de 2018, tras ser condenado por corrupción y lavado de dinero.

    Las acciones ocurren luego que la Corte Suprema determinara ayer por la noche que una persona solo puede permanecer tras las rejas una vez que todas las apelaciones en cortes superiores hayan sido resueltas.

    Lula había apelado al caso que lo había mantenido encarcelado y el cual está relacionado con la presunta compra de un departamento frente al mar en el estado de San Paulo.

    Da Silva, que fue presidente de Brasil de 2003 a 2010, asegura que el caso en su contra tiene motivos políticos. El exmandatario no pudo participar en las elecciones presidenciales de 2018 debido a su condena.