Jóven venezolana de 17 años fue asesinada por su novio en Cúcuta

    70

    Elizabeth Monasterios, una joven de 17 años, falleció violentamente a manos de quien sería su pareja sentimental. La Policía Metropolitana de Cúcuta encontró el cuerpo sin vida de la joven dentro su residencia, el pasado 1 de septiembre y, de acuerdo con los primeros reportes respecto a su deceso, su muerte se habría dado por asfixia mecánica, La mujer tenía hematomas en varias partes de su cuerpo. El novio de la joven, también venezolano, es el principal sospechoso del crimen, principalmente, por que uno vecino de la pareja asegura que fue él mismo quien lo llamó para confesar el crimen.

    Óscar Moreno, comandante de la Policía, reportó, ante la opinión pública, que la pareja vivía junta desde hace un tiempo, en el sector de Prados del Este, y que ambos se dedicaban a trabajar como modelos webcam. Los registros audiovisuales que quedaron guardados en las cámaras de seguridad del conjunto residencial que habitaban dejan ver que, sin afán, el hombre sale del edificio luego de, se presume, haber cometido el crimen en contra de la mujer. Según reportan algunos medios de comunicación, la mujer habría sido asfixiada con un cable de electricidad.

    “Salió tranquilamente del conjunto residencial, donde cometió el hecho a las 5:55. Esto es lo que lograron ver los investigadores judiciales al analizar los videos de seguridad. Minutos después; el mismo asesino se comunicó con un compañero para contarle lo que había hecho y pedirle perdón”, se informó en Impacto Judicial. El hombre, acusado del feminicidio, fue identificado como Félix Gabriel Villegas.

    Mientras se esclarecen los hechos, en los que Elizabeth, de 17 años, perdió su vida, se recordó, en otros informativos, que recientemente, también en Cúcuta, falleció Ruth María Lasso Ahumada, una mujer de 35 años, víctima de feminicidio por parte de su expareja. Fue el 28 de agosto cuando, en la trocha La Ramona, que conecta al corregimiento Juan Frío con Llano Jorge, en San Antonio (Venezuela), Ruth María habría sido atacada, a puñaladas, por aquel hombre. Fueron sus propios hijos los que fueron a auxiliarla pues, relató La Opinión, ellos siempre la esperaban en la trocha para llegar juntos a Llano Jorge, en donde vivían.

    Los gritos de auxilio de la mujer hicieron que los menores fueran al rescate de su madre, sin embargo, al llegar, la mujer ya se encontraba malherida. Además de la consternación de ver a su mamá con graves lesiones, el impacto se apoderó de ellos cuando vieron que el agresor era su propio padre. La pareja había terminado su relación hace aproximadamente un año. El hombre, relató el diario, se habría fugado al verse descubierto de sus hijos. Corrió y se escabulló entre los matorrales, por lo que fue difícil encontrarlo posteriormente.

    En esa misma trocha, el pasado 3 de junio, falleció Jenny Samil Velásquez Velásquez, de 41 años, luego de recibir un disparo. Según detalló ese medio de comunicación, ser atacada con el arma de fuego, había hablado con su pareja por teléfono, y le había vendido dos pasteles a un hombre que pasaba por allí. La mujer se ganaba la vida vendiendo sus productos.

    El pasado 21 de agosto, en Cúcuta, en el barrio San Fernando del Rodeo, a las 7:50 de la noche, fue asesinada María Yanet Camargo Beltrán, de 42 años de edad. La mujer recibió un disparo en la cara, mientras se encontraba en su vivienda. Su expareja, en este caso, también habría sido la responsable de la muerte. Según los vecinos, el hombre salió de la casa y gritó: “¡Hijuepu**! La maté, la maté”.

    Por Agencia