PSUV obtiene 20 de las 23 Gobernaciones en comicios regionales

104

El chavismo ganó este domingo la alcaldía de Caracas y 20 de las 23 gobernaciones, en un proceso en el que la oposición volvió a participar después de años de boicot y llamados a la abstención.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Pedro Calzadilla, fijó además la participación en 41,8% en el primer reporte oficial, con 8,1 millones de votantes de 21 millones que estaban llamados a acudir a las urnas.
El Partido Socialista de Venezuela (PSUV) se llevó la alcaldía de la capital y las gobernaciones de Amazonas, Anzoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Falcón, Guárico, Lara, La Guaira, Mérida, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo y Yaracuy.

«Las fuerzas revolucionarias hemos ganado 21 (estados), incluyendo la capital del país (…). Buen triunfo, buena victoria, buena cosecha producto del trabajo, un trabajo perseverante», celebró el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Además, pidió la madrugada de este lunes respeto a los resultados de las elecciones regionales y locales del país: «Mi llamado a todos y todas, ganadores y no ganadores, es a respetar los resultados, es al diálogo político, es a la reunificación nacional», dijo desde el palacio presidencial de Miraflores junto al comando de campaña del PSUV.

El mandatario indicó que la victoria del partido gobernante se debe a la «perseverancia» y la «rectitud» de la militancia en su trabajo.

«Hemos creado consciencia y si estamos aquí de pie, si estamos en el poder, si estamos aquí victoriosos es porque hemos creado consciencia», aseguró el mandatario tras destacar que el proceso transcurrió en «paz» y «tranquilidad».

Maduro señaló, además, que espera trabajar de la mano del «diálogo» con los opositores que ganaron en tres estados: Zulia, Nueva Esparta y Cojedes.

«Yo tengo confianza que esos gobernadores de la oposición son gente con experiencia política (…) y sabrán atender mi invitación que hago de buena fe (…) estoy seguro que vamos a repotenciar el Consejo Federal de Gobierno», sostuvo.

Debilitada y fragmentada en la vuelta de sus principales partidos políticos a las urnas, la oposición solo pudo ganar en tres estados, incluido Zulia, el más poblado del país. Sufrió, en contraste, una dura derrota en una región clave que controlaba: Táchira, fronteriza con Colombia.

La votación trajo el regreso de observadores internacionales: la Unión Europea, que no trabajaba en una elección en Venezuela desde hace 15 años, formó parte con una misión de 130 delegados y también hubo presencia de expertos de Naciones Unidas y el Centro Carter.

Las autoridades venezolanas, en eventos electorales anteriores, optaron por «misiones de acompañamiento» de países y organizaciones cercanas al chavismo.

Abstención y división

Las elecciones regionales se presentaban como un nuevo punto de partida tanto para Maduro, que busca el levantamiento de sanciones internacionales, como para la oposición, que retornó a la vía electoral con la mirada puesta en una elección presidencial «transparente» en 2024, aunque el próximo año tiene la opción de un referendo para revocar el mandato del gobernante.

«Los resultados del CNE traen pocas sorpresas (…). El mapa queda fundamentalmente rojo, como se esperaba», escribió en Twitter el analista Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.

«Este resultado es lamentable para la oposición, pues se definió fundamentalmente debido a la abstención y la división», expresó León en referencia a las dificultades de los rivales de Maduro para acordar candidaturas unificadas.

Esa fragmentación facilitó las cosas al chavismo en zonas tradicionalmente opositoras como Táchira, tal cual se mencionó anteriormente.

«Hoy ganó la democracia y triunfó el compromiso», tuiteó en tanto el excandidato presidencial Manuel Rosales, ganador en Zulia, un estado que ya gobernó entre 2000 y 2008.

Entretanto, se reportó un muerto en Zulia por un tiroteo «en las adyacencias» de un centro de votación, según una minuta policial, aunque el ministro del Interior, Remigio Ceballos, lo catalogó como un «hecho delictivo aislado al proceso electoral».

Cierre tardío

Los centros de votación abrieron a las 06H00 (10H00 GMT) en toda Venezuela. Su cierre estaba pautado para las 18H00 (22H00 GMT), pero hubo críticas de sectores de oposición por la extensión del proceso, algo habitual en el país, pues mientras haya electores en fila, las mesas deben permanecer abiertas.

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por decenas de países, no votó y ha mantenido silencio.

Hay una certeza después del #21N: Maduro seguirá siendo ilegítimo, desconocido y además investigado por la CPI. Ya él y su régimen saben las consecuencias de burlar las reglas democráticas

Estamos en dictadura, debemos salir de ella y el llamado es a luchar unidos hasta lograrlo pic.twitter.com/tOSow6aMFt

— Juan Guaidó (@jguaido) November 19, 2021

Guaidó abogó esta semana por retomar las negociaciones entre gobierno y oposición en México, paralizadas desde la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Alex Saab, cercano a Maduro.

El mandatario chavista, no obstante, dijo este domingo que «no hay condiciones» para retomar las conversaciones.