Quema de basura se ha vuelto un problema constante en el municipio Lagunillas ante la proliferación de vertederos improvisados

96

Una neblina gris cubre el cielo del municipio Lagunillas ante la constante quema de desechos sólidos existentes en los diferentes vertederos improvisados situados especialmente en la carretera L, adyacentes al cementerio municipal.
El humo tóxico está afectando a más de 4 mil familias que hacen vida en esta zona donde además hay negocios y empresas cercanas.
Norma González residente del sector, manifestó que «la quemazón tiene a una multitud asfixiada, a cada rato toda clase de desperdicios así como chatarra son quemados ya que el aseo no pasa por esta zona».
En otra comunidad, José Nava añadió que el aire contaminado está perjudicando la salud de la población, principalmente los que viven cerca del hospital Pedro García Clara y hasta de los mismos pacientes «ya que a cada rato queman basura en el terreno que está al lado y todo ese humo entra a las áreas del Hospital».
Ciudadanos solicitaron a las autoridades que eliminen todos los vertederos de basura improvisados y hagan un plan de recolección de desechos sólidos efectivo para que las personas no tengan que quemar la basura.